Taller: ''Los nombres propios, los vínculos familiares y el Tratamiento Floral''

UN TALLER TEÓRICO-VIVENCIAL, OPTIMIZANDO EL APORTE DE LAS ESENCIAS FLORALES EN LOS DIFERENTES TIPOS DE VÍNCULOS

“Los nombres propios tienen un significado inconsciente y, muchas veces, pueden verse como un síntoma. Suelen condensar los deseos maternales y paternales, y se relacionan con el narcisismo del que nombra”

“El sistema de los nombres propios se torna significativo desde la estructura inconsciente del grupo familiar, e informa del tipo de equilibrio del mismo.

Los nombres de cada uno de nosotros suelen estar referidos a sentimientos familiares, sentimientos religiosos, a la moda, a la practicidad, o a denominar a un representante familiar significativo. Muchos nombres derivan de relaciones o ya olvidadas, y muchas veces los sobrenombres, los apodos y los “nicknames” se independizan del mismo nombre.

Pero todo nombre propio indica una relación entre el receptor y el dador del mismo, y a menudo eso es la expresión de indicadores de un nivel altamente
inconsciente sobre el sistema de relaciones entre ambos. Todo nombre tiene una razón, que es diferente en cada familia y también diferente para cada hijo.
Es importante quien lleva el nombre y quien lo pone, al tiempo que marca el grado de libertad, los ideales o las peleas familiares, las expectativas, los
desequilibrios, los mandatos, y las significaciones acerca de la estructura personal y del grupo familiar.

Es decir, que el nombre es una marca de identificación de una persona y de todo un grupo familiar. Muchas veces, los condiciona en sus conductas,
percepciones, realizaciones, vínculos y relaciones, como también en su momento histórico”.